Site Overlay

El uso de los envases flexibles, aumenta la rentabilidad

La función más básica del embalaje es proteger los productos contra daños.

Esto es obviamente importante para los minoristas que necesitan poder almacenar y exhibir artículos fácilmente, así como para los consumidores que desean comprar un producto que se encuentra en óptimas condiciones.

REFERENCIAS: YouTube || Aplemsa || Wikpedia

En la industria electrónica, el embalaje debe proteger los componentes delicados del impacto y el exceso de descarga electrostática.

Para combatir esto, la industria electrónica ha diseñado soluciones de embalaje para protegerse contra posibles daños.

Una de esas innovaciones ha sido la “jaula de Faraday”: un recinto creado inteligentemente para bloquear los campos eléctricos.

Adicionalmente se cuenta también con cajas antiestáticas. Los separadores y las capas ahora permiten que la electrónica sea almacenada y transportada en todo el mundo sin comprometerse.

Las cajas de cartón también se han beneficiado de los desarrollos en la tecnología del papel, que se han vuelto más resistentes y dinámicos como resultado.

Con cambios de estructura simples, las cajas de cartón de pared simple se han hecho para que sean tan resistentes como las cajas de cartón de pared doble.

Ahora es posible lograr el mismo nivel de protección con menos material, solo con un simple cambio estructural: la sostenibilidad en la práctica.

Además de mejorar su resistencia, las modificaciones como ésta obviamente tienen un impacto positivo en el medio ambiente.

Los consumidores se preocupan por su huella de carbono y las medidas gubernamentales han hecho de los problemas ecológicos una característica de la vida cotidiana de las personas.

Piensa, por ejemplo, en las recolecciones de residuos domésticos que utilizan contenedores separados para vidrio, papel y plásticos.

Por lo tanto, es cada vez más importante que la sostenibilidad esté incorporada en la funcionalidad del embalaje y se considere la reciclabilidad del mismo.

Y esto incluye a su vez el uso del flejado en donde los flejes también son ahora candidatos al reciclaje.

El valor también se puede agregar al empaque manteniendo los costos lo más bajos posible, aumentando así los márgenes de ganancia para los fabricantes.

Reducir los costos del embalaje en sí mismo y asegurarse de que se logren ahorros a lo largo de la cadena de suministro, es fundamental para el éxito del producto.

Un producto costoso no necesariamente tiene que tener un empaque costoso.

Considera alternativas al empaque estándar como los contenedores más grandes utilizados en logística, así como el empaque primario (por ejemplo, cajas de cartón) para productos individuales.

También considera el cartón de pulpa reciclada que, además de ser sostenible, mantiene bajos los costos de fabricación.

La fabricación de cajas de cartón más delgadas reducirá el peso, reduciendo los costos de combustible cuando se transportan cargas.

Con las cajas más finas y otras innovaciones de empaque, los fabricantes pueden usar su espacio de almacén de manera más efectiva y, como al final hay menos material para desechar, los minoristas ahorrarán dinero en la gestión de residuos.

El aumento del empaque flexible significa que se está utilizando menos material y menos energía en la fabricación del empaque.

Más artículos pueden ser embalados en cajas y transportados. El peso y el volumen se reducen aún más debido a que la información del producto se puede imprimir directamente en el paquete, por lo que no se necesitan etiquetas separadas.

A medida que se mejore la eficiencia de los procesos de fabricación para permitir un uso más amplio de los envases flexibles, aumentará la rentabilidad.

Resultado de imagen para Electrónica

Visita Aplemsa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram